963 942 675 | 683 536 893 info@cancerbeauty.es

Reiki

Reiki es un método japonés de armonización natural de la energía universal. Se basa en la canalización y transmisión de la energía del universo que nos rodea por parte de una persona capacitada para ello a otra persona o a ella misma. “Rei” significa universo y “ki” energia vital de cada individuo, en japonés.

El Reiki es una de las técnicas más sencillas y eficaces para sanar y armonizar la mente, el cuerpo y las emociones a través de la canalización de energía. La terapeuta de Reiki actúa como canal, poniendo a disposición del paciente la energía universal. Nunca Reiki puede causar daño, puesto que se limita a sintonizar al receptor con la energía universal que fluye a través de la practicante de Reiki.

La técnica es totalmente segura y no presenta ningún tipo de efectos secundarios ni contraindicaciones, por lo que puede ser muy útil y beneficiosa como complemento de los
tratamientos de la medicina convencional.

Al aplicar la técnica Reiki el cuerpo del receptor se relaja y el latido cardiaco alcanza su nivel de reposo, disminuyendo de esta forma la frecuencia respiratoria, equilibra y desbloquea la energía vital de la persona. Es por esto que resulta complementario a los tratamientos convencionales, la persona se encuentra más relajada en general para recibirlos.

Cualquier persona puede practicar el método de Reiki, sin importar la edad, ni el estado físico, no exige ninguna condición previa. La energía Reiki siempre funciona aún sin creer en la técnica, siendo necesario que sea demandado por la persona que lo quiere recibir.

En el caso de que un organismo extraño, como un virus o bacteria, sea el causante de la enfermedad, sólo podemos esperar que Reiki beneficie y potencie el sistema inmunológico pero no que elimine el germen. Por lo tanto, siempre se debe consultar primero al médico y luego apoyar con Reiki el tratamiento que éste indique.

El método de Reiki bajo ningún aspecto debe sustituir la competencia profesional de un médico, sino al contrario, trabajar con él para ayudar a la efectividad de los tratamientos aplicados. Reiki no es una disciplina alternativa, es una disciplina complementaria.

Reiki es energía inteligente, esto quiere decir que se autodosifica y actúa según la necesidad, donde no hace falta no fluye y donde sí hace falta fluye en la cantidad necesaria de acuerdo al
receptor.

El método Reiki es una herramienta más para lograr salud y bienestar.

El Reiki actúa a todos los niveles: físico, mental, emocional y espiritual.

Está indicado en trastornos y molestias corporales, disfunciones metabólicas, lesiones orgánicas profundas, dolores agudos y crónicos, enfermedades infecciosas o degenerativas, bloqueos energéticos, tensiones musculares y nerviosas, estados de perturbación emocional, depresión y falta de vitalidad, alergias e intolerancia, asma, insomnio, fibromialgia y otras manifestaciones psicosomáticas, que se pueden aliviar y curar por su acción armonizadora sobre el sistema inmunológico.

Además, proporciona una valiosa ayuda en equilibrar el entorno, ayudando a restablecer la armonía y la paz en situaciones difíciles, traumáticas y conflictivas, por ejemplo en las relaciones interpersonales, familiares y profesionales.

La mayoría de las enfermedades tienen su origen en desequilibrios y bloqueos en el campo energético del individuo. El Reiki actúa a todos los niveles: físico, mental, emocional y espiritual. La enfermedad es la parte visible de un sistema desequilibrado; si se armoniza este sistema, se ayuda a sanar la enfermedad.

Los beneficios del Reiki:

  • Ayuda a liberar las emociones bloqueadas
  • Se equilibran las energías
  • Disminuye problemas de insomnio
  • Elimina dolores provocados por fibromialgia
  • Relaja el sistema nervioso y las tensiones
  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Fortalece el cuerpo ante cualquier enfermedad
  • Combate la depresión y los miedos
  • Reduce la ansiedad
  • Aporta claridad mental
  • Facilita la concentración
  • Trabaja sobre la causa de la enfermedad
  • Disminuye notablemente los desagradables efectos secundarios de los tratamientos de quimioterapia o rayos, a veces hasta son nulos, en enfermos de cáncer a los que se les brinda sesiones de Reiki durante el proceso.
  • Aumenta la energía vital
  • Influye sobre todo el ser (físico, emocional, psíquico y espiritual).
  • Ayuda en la comunicación del Yo Superior.

 

En una persona sana la energía fluye de manera armoniosa por nuestro cuerpo físico a través de los chakras, meridianos energéticos o nadis, rodeando también nuestros cuerpos sutiles presentes en el campo energético o aura. Esa fuerza energética nutre nuestros órganos, células y tejidos, regulando las funciones vitales. Si existen excesos físicos, emocionales y mentales, se producen desarreglos en el flujo energético, generando “nudos” o bloqueos energéticos que interrumpen el flujo normal de la energía vital, originando así una disfunción de los órganos, causando un desequilibrio o enfermedad. En casos de deficiencia ocurre un vacío energético que igualmente impide que los órganos se nutran y funcionen adecuadamente, creando igualmente un patrón de enfermedad.

Reiki es un coadyuvante importante en el tratamiento de cualquier patología, intervenciones quirúrgicas, tratamiento del dolor, problemas psíquicos y en general cualquier trastorno del ser humano.

Nos ayuda a percibir y trabajar el amor incondicional, así podemos liberarnos del miedo, los sentimientos de culpa, la incertidumbre, el desánimo, la desesperación, los reproches, los juicios fáciles y sobre todo, la enfermedad, siendo ésta una alteración de nuestro equilibrio.

El Reiki es una energía inteligente, así se distribuirá o acumulará en un lugar determinado, dependiendo de la persona que recibe Reiki. Potencia la energía personal y acelera el proceso curativo, por ello puede haber una agravación momentánea para luego producirse una notable mejoría.

Recibir Reiki relaja todo el organismo y saca las tensiones, ello provoca a veces el desencadenamiento de emociones y bloqueos reprimidos. Por ello puede ser que la persona llore, ría, tenga ganas de hablar, etc.

Cuerpo y mente están en sosiego y por tanto, te sientes muy relajada o relajado. Además de estos resultados inmediatos, esta terapia, te ayuda a encontrarte contigo mismo y a encontrar el sentido de tu vida.

Aplicación:

 

  • El método Reiki se aplica mediante la imposición de manos por los diferentes centros energéticos (chakras) del cuerpo y/o zonas concretas a trabajar.
  • Se realiza completamente vestido.
  • La sesión de Reiki suele durar 45 minutos.
  • El tratamiento de una enfermedad o dolencia se desarrolla en una serie de sesiones, la cantidad de las mismas dependerá de la dolencia y del tipo de resultado que se quiere alcanzar, el mínimo número para que el proceso de bienestar comience son 3 sesiones.
  • La sesión típica se realiza con la persona que va a recibir Reiki acostada en una camilla. El reikista va colocando sus manos en posiciones específicas de 3 a 5 minutos en cada una, según el nivel que posea, en este acto la energía fluye a través de las manos del canalizador hacia el receptor.
  • La persona estará relajada, acostada con los ojos cerrados, pudiendo visualizar colores o imágenes que le ayuden a relajarse y puede incluso aprovechar para dormirse.
  • Hay otras formas de sesiones, puede hacerse con el receptor sentado en una silla.
  • Cuando no se dispone de espacio o tiempo, la persona que va a recibir Reiki puede hacerlo sentada. En este tipo de sesión las posiciones se abrevian, por eso el tiempo de duración es menor. En este caso las posiciones de la cabeza son las mismas pero las del tórax se hacen con una mano atrás y otra adelante al mismo tiempo.
  • Los tratamientos se suelen hacer en bloques de 5 sesiones, ya que Reiki suele actuar de forma progresiva y los cambios se aprecian notablemente a partir de la segunda sesión aunque desde la primera sesión se empieza a notar mejoría. Será el terapeuta quien, tras una valoración previa, te asesore sobre lo más adecuado para ti.

Acude a una de nuestras clases

Contacta y solicita una cita con nosotros

 

Email : bienestar@cancerbeauty.com

 Mens sana in corpore sano – Cáncer & Beauty

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web. Cómo configurar, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR